Ondas sonoras
ESTIMULACION NEUROSENSORIAL

Diez beneficios de la estimulación multisensorial en personas con Alzheimer

La estimulación sensorial permite trabajar las áreas más perjudicadas por el Alzheimer, tratando de corregir la alteración que la enfermedad provoca en las capacidades cognitivas, conductuales y emocionales de los afectados.

Los beneficios obtenidos en todo el proceso incluyen mejoras tales como:

  1. Relajación y disminución del estrés. Los pacientes de Alzheimer sufren momentos de gran ansiedad y alteración al sentir desorientación o pérdida de memoria, dos de las secuelas generadas por la enfermedad.

  2. Un ambiente controlado y seguro para explayarse. Las actividades multisensoriales permiten a los pacientes expresarse sin limitaciones mediante sencillas actividades de juego sensorial sin riesgo alguno para ellos.

  3. Mejora de la comunicación y las relaciones personales. La terapia mediante estímulos sensoriales posibilita vías de comunicación no verbales que mejoran las relaciones de los pacientes con su terapeuta, familia y entorno.

  4. Mayor comprensión de la percepción sensorial del individuo. Observando su interacción en las salas multisensoriales y la reacción que los usuarios tienen ante los estímulos a los que son sometidos, se posibilita la evaluación de sus habilidades sensoriales y cognitivas.

  5. Modificaciones en los comportamientos difíciles. Todos los efectos positivos anteriores tienen como consecuencia la reducción de las conductas alteradas.

  6. Mejor concentración e integración cognitiva. Las actividades sensoriales y la relajación a la que inducen predisponen hacia una actitud concentrada y paciente.

  7. Más interacción social. Como consecuencia de la mejora en la comunicación y las relaciones del paciente.

  8. Efectos positivos en el estado de ánimo. Estímulos tan básicos como un cambio de color o una determinada luz pueden ayudar a la persona mayor a que decida qué es lo que prefiere. La posibilidad de elección mejora su confianza y su capacidad de autocontrol.

  9. Permite trabajar las emociones. La terapia multisensorial estimula las emociones y los recuerdos de los pacientes utilizando, por ejemplo, determinados olores capaces de evocar recuerdos personales.

  10. Mejora de las habilidades. Los estímulos sensoriales y la interacción del paciente con ellos permiten mejorar sus habilidades motrices, táctiles, auditivas, visuales…, así como evaluar la fase de la enfermedad y su posible evolución.

  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Pinterest - White Circle

© 2017 Dra. María Pérez   I   Tel. 688 67 74 60