striped-core-354528_1920-e1564079501870.
TÉCNICA METAMORFICA

La Técnica Metamórfica, con la misma raíz que la reflexología, se fundamenta en el trabajo en zonas del pie que tiene influencia y relación con los aspectos mentales y emocionales del individuo. De manera que, con el masaje, se libera y alivia la tensión mental y emocional, lo que induce la relajación física.

Es una técnica utilizada por multitud de terapeutas en todo el mundo ya que sus resultados son evidentes, consiguiendo un efecto equilibrador del sistema nervioso y a nivel emocional así como una profunda relajación física, por lo que puede emplearse como técnica de tratamiento único o como refuerzo o apoyo de otras terapias.

Actualmente se ha podido comprobar que, además del enfoque que tuvo en su origen, la Técnica Metamórfica tiene otras muchas aplicaciones.

  • Masaje infantil: puede realizarse desde bebés y aplicando solo la técnica de los pies o bien formando parte del masaje diario del bebé, por ejemplo después del baño.

  • Embarazo: resulta beneficioso durante todo el embarazo, procurando relajación y bienestar físico a la madre además de aliviar, prevenir el cansancio, piernas pesadas, edemas y, en relación con la terapia prenatal, como preventivo de la tensión o el estrés prenatal que pudiera transmitirse al bebé.

  • Estrés: se produce una liberación de las tensiones causantes del estrés y un grado profundo de relajación física y mental que hace de ésta técnica una Terapia Anti estrés de resultados excelentes, tanto a nivel preventivo como en el tratamiento del mismo.

Igualmente resulta de gran ayuda en casos de depresión, ansiedad y en aquellas situaciones en que la persona necesita restablecer su equilibrio emocional.

El Masaje Metamórfico induce un estado de relajación física, mental y emocional, que proporciona un alivio de la tensión provocada por el estrés y facilita la sintonía con un estado de mayor equilibrio general. De forma que, bajo menos presión, puede encontrarse una forma de respuesta o de adaptación más suave y abordar ese estrés de una manera efectiva, reduciendo o incluso eliminando los efectos negativos del mismo.

Cuando trabajamos relajando el pie, actuamos a través del sistema reflejo en las tensiones y bloqueos que puedan tener su origen en cualquiera de los tres niveles del individuo -mental, emocional y físico – recordando que, según la visión global de la Medicina Natural, es necesario restablecer la armonía de los tres niveles para que el individuo pueda disponer de todos sus recursos y recuperar la vitalidad y el equilibro energético en general. 

Aunque el masaje se centra básicamente en los pies, se trabajan también las zonas reflejas de las manos y la cabeza.

  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Pinterest - White Circle

© 2017 Dra. María Pérez   I   Tel. 688 67 74 60